lunes, 20 de noviembre de 2017

Cartera guarda-horquillas


Hoy vengo con una costura poco común por aquí. Estas carteras guarda horquillas, aparte de muy prácticas, son un regalo muy resultón.

La idea la saqué de Instagram y recuerdo que había otra página que vendía un patrón de algo similar, pero ahora no me acuerdo. No tengo remedio. Si más tarde me entero, editaré la entrada para deciros cual era.




La niña es una fan de las muñecas Santoro, así que antes de empezar a coser, le pegué con la plancha a la capa exterior, unas aplicaciones compradas en un bazar.




Sin muchos detalles, el proceso que seguí fue el siguiente: para la capa interior divido el largo total (descontando el margen de costura) en tres partes. En dos de ellas coloco cintas, en la mitad de cada una, para enganchar las horquillas, y en la tercera una cremallera para guardar las gomas. Le coloco detrás una capa de fieltro para que de un poco más de consistencia a la cartera y la uno cosiendo todo el perímetro y las costuras que separan las tres partes para asentar. Aprovecho esta costura para sujetar la cinta de foe que servirá luego para cerrar.




Encaro los derechos de las dos capas y coso todo el perímetro menos un orificio que nos servirá para darle la vuelta.




Por último planchamos para asentar y cosemos todo alrededor para asentar y cerrar el hueco.






La foto con relleno es de otro modelo




Telas: Retales que andaban por casa.
Enlazo: Menuda Inspiración

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Chuli-Alpargatas


Llega un mensaje al mail. En el SewingCamp vamos a coser Alpargatas.

¿Alpargatas?

Bueno, no tengo ningún tipo de interés, pero si es en el SewingCamp, pues yo de cabeza.

Y poco chulas que han quedado!



En casa se las rifan, pero yo no las suelto, ¡me encantan!. Seguro que este verano hago más.

El taller lo impartió La Costurera Entrometida. Que gran descubrimiento esta mujer. Cuantos conocimientos, arte, energía y humor juntos. Aquí tienes una fan forever Noa.










Las hicimos utilizando unas suelas de Prym. Estas vienen con patrón incluido, las de otras marcas no. Yo me decanté por el modelo clásico pero otras compañeras eligieron distintos patrones de algunos libros que rodaban por allí e hicieron verdaderas monerías. Las mías son ideales para estar por casa. Ya tengo en mente las próximas, con cierre de pulsera y algo de tacón. ¡Por fin tendré las alpargatas que siempre he buscado y nunca he encontrado, como con la ropa!.

Pero no todo va a ser bonito. Hace falta fuerza para atravesar la tela y la suela con la aguja. Fuerza de la que yo carezco así que hasta que apareció el alicate que me prestó El señor de los Ganchillos sufrí de lo lindo. Y también me cargué la aguja que me prestó Manos Revoltosas. Superados esos contratiempos, el resultado ha merecido la pena.

Y aquí estamos muchas de las que las cosimos ese fin de semana:



Esta es la última costura que os enseño del Sewing Camp. Pensé que me daría pena porque iba a ser como una segunda despedida. Pero no lo es, para nada. Siempre nos quedará internet. ¡Y el Club de las Malas Costureras!



Tela: Telas el Metro
Enlazo: MiMiMalasCostureras

miércoles, 8 de noviembre de 2017

FarbenCamp

No es el primero que veis, ya sabéis de sobra de que va. Emulando las costuras sorpresas de Farbenmix (creo que organiza todos los años una, estilo calendario de adviento, pero no me he atrevido nunca a seguirla porque el alemán ya si que se me escapa del todo), Una Modistilla de Pacotilla diseñó esta costura sorpresa que resulto ser un delantal de costura superpráctico que agradecí un montón una vez terminado porque evitó que siguiera volviéndome loca sin saber donde dejar las cosas.

He de decir que me costó sangre, sudor y lágrimas terminarlo y que lo he descosido más que cualquier otra cosa en mi historia costuril. Pero es que la cabeza no me daba. Tanta emoción, tanto hablar, las máquinas que no conocía, el querer estar a todo,... Pero lo conseguí, y me encanta. Lástima que ahora en casa ya no me resulte tan útil, aunque estoy por ponérmelo aunque sea solo para adornar. Es tan mono.




Las telas son retales que ya traíamos cortados de casa. Unos días antes nos dieron las instrucciones de corte para adelantar trabajo. Menos mal, si me tengo que poner allí a elegir telas, seguro que todavía está sin coser.

Los ollaos se los trajo de casa Manos Revoltosas, y nos dio barra libre para usarlos, por si no tuviéramos bastante con todos los patrones que nos regala.

El resto todo obsequio de los patrocinadores de Sewing Camp. Los Snaps de Snapclip, la etiqueta de la abejita de Hilos y más y la cremallera, el charm, la etiqueta de madera de handmade, la cinta y el cierre de The Sewing Cat.

Tanto esfuerzo me costó terminarlo, que así fue como me sentí cuando por fin lo conseguí:



Y aquí estamos muchas de las SewingCamperas con nuestras versiones: