jueves, 27 de julio de 2017

Cerrado por vacaciones

El bolso que utilizo para ir los fines de semana al pueblo decidió jubilarse hace tiempo y como bien dicen, en casa del herrero, cuchara de palo. Por no comprar uno y no tener tiempo de ponerme a hacerlo iba y venía con una bolsa del estilo de las de la compra del Carrefour (hecha por mí, eso sí, jaja).

Cuando en I love kutchi publicaron este tutorial ya no tuve ninguna excusa y "solo" fue cuestión de encontrar tiempo.

Lo primero que tenía que hacer era modificar el tamaño. Por más que lo intente no puedo evitar ser de 'burro grande, ande o no ande'. Multipliqué las medidas del patrón por 1,5, pero no me dí cuenta de que se me había ido la mano hasta que ya tenía cortada la tela (y hechos los empalmes porque inicialmente no me llegaba). 



Una vez colocada la cremallera cosí por separado el exterior y el forro, para que no se vieran las costuras interiores, dejando un lateral del forro sin coser para poder darle la vuelta y rematándolo luego con puntada invisible puntada normal (que luego eso no se ve nunca).

Lo que si me gusta hacer es unir las dos capas de tela dando unas pequeñas puntadas en el interior, en las esquinas, porque me parece que hace que el forro quede más asentado.



Puse dos bolsillos exteriores en lugar de uno y los cerré con cremalleras para evitar que se me pierdan las cosas por el maletero.


Elegí una tela vaquera para el exterior y algodón tipo pachtwork para el interior. Lo quería ligero y que ocupara poco espacio cuando estuviera vacío. Me resulta muy práctico, pero hay que reconocer que así no queda muy estiloso. Lleno gana mucho. 


Y así es como está, llenito hasta los topes, listo para las vacaciones.


Voy a ver si me da tiempo a llegar a Rums y me despido hasta la vuelta. 


Telas: Vaquera e interior de Ribes y Casals, bolsillos de Ikea
Enlazo: Rums España


jueves, 20 de julio de 2017

Necesito prendas que combinen desesperadamente II

Continuo con la temática de la semana pasada. No hay nada que me frustre más que tener dos armarios llenos de chaquetas y justo cuando estoy saliendo de casa darme cuenta de que no tengo ninguna que coordine con lo que llevo puesto.

Cuando ví la primera Uma de Imilce de Manos Revoltosas pensé que sería la chaqueta perfecta, así que cuando nos ofreció el patrón (gracias de nuevo Imilce), supe que la cosería en cuanto surgiera la primera ocasión. Os parecerá que casi cinco meses es mucho para llamarlo "primera ocasión", pero si vierais el tamaño de mi lista de pendientes lo comprenderíais.

Tenía claro que sería de sudadera de verano, negra, para hacerla lo más combinable posible. De ese color solo había un metro en casa por lo que tuve que partir las mangas en dos piezas y rematarlas con vistas de tela de camiseta, igual que el cuello, porque no me llegaba ni para hacer el dobladillo.



¡Hasta los snaps son negros! Para ponerlos en la solapa superior hice el dobladillo más ancho y lo entretelé. En la que queda por debajo puse otra capa de sudadera pegada con entretela de doble cara para reforzar la tela.


Por último, pensando siempre en que fuera lo más neutra posible, prácticamente eliminé el pico de la solapa delantera.

No os voy a engañar. La miro y pienso, que chaqueta taaaaaan sosa, con las chulerías que podría haber hecho con este patrón. Pero ya me ha salvado de más de un aprieto, porque me ponga lo que me ponga le va bien. 



 

Y siempre la puedo animar con algún broche


Y por ahora ya está bien de básicos. Sí, hay que reconocer que son muy necesarios pero ya tengo mono de color y estampado, ¿que le voy a hacer?.


Telas: Sudadera de verano de CalJoan
Enlazo: Rums España

jueves, 13 de julio de 2017

Necesito prendas que combinen desesperadamente I

No lo puedo evitar, cada vez que veo una tela con colorines o con dibujos me enamoro. Necesito estar rodeada de color para vivir. Pero claro, luego abro el armario, nada casa con nada y me vuelvo loca para encontrar que ponerme. ¿Os suena verdad?

Cuando seguí el Me-Made-May el tema se hizo aún más evidente, y me prometí coser algo liso que combinara con el mayor número de prendas posible si o si.

Confieso que me ha costado sudor y lágrimas. Tenía la tela perfecta para el verano, un punto beige jaspeado con buena caída. Pero conseguir terminarlo completamente liso, sin ningún adorno, sin ningún detalle, fue muy muy difícil.

La intención era hacer una Faded Striped de Ottobre pero modificando el patrón eliminando el corte en el hombro para hacerla aún más sencilla. Como de costumbre no me llegaba la tela, así que al final repetí el patrón tal cual. ¿Cómo es posible que tenga cajones llenos de telas y al final siempre termine racaneando así?

Lo dicho, la camiseta, ningún misterio




Pero el objetivo creo que sí que lo he cumplido



 


Patrón: Faded Striped Mod. 17 de la Ottobre 2/2015